lunes, 30 de abril de 2018

Receta: Conserva de lomo confitado (en slow cooker)

Cuando me uní a un grupo de Facebook de recetas en slow cooker había una receta que aparecía mencionada con frecuencia: el lomo de orza.
Las primeras veces pensé yo, inculta de mí, que era una receta con una carne exótica... ¡pero no tenía nada que ver!

Dice la RAE (que de significados de palabras sabe un par de cosas) que orza es una "vasija vidriada de barro, alta y sin asas, que sirve por lo común para guardar conservas".
Así que eso del lomo de orza es, al fin y al cabo, un lomo en conserva. ¡Ah! ¡Pues esto ya me interesa más!


He seguido bastante al pie de la letra la receta de Crockpotting, apenas cambiando algunos de los ingredientes del confitado.
Que, todo sea dicho de paso, no hay motivo para no variar al gusto, y si en otra ocasión tuviese una hierbas aromáticas frescas seguro que probaría a utilizarlas también.

Sugieren que es una receta muy buena para un aperitivo, que no digo que no, pero a mí me resulta muy cómodo este tipo de preparaciones para los días en los que las prisas se suman y lo que más apetece es tener ya algo listo para comer.
Y si hace calor, ya ni te cuento. Unos filetitos de lomo, una ensalada que se hace en un pispás, y a disfrutar de una comida veraniega.

Ingredientes 

  • 1 kg de lomo fresco (o adobado)
  • 6 dientes de ajo
  • 10 granos de pimienta
  • 2 hojas de laurel
  • piel de medio limón
  • 1 rama de canela
  • sal, aceite de oliva virgen extra


Preparación

Cortamos la pieza de lomo en trozos bien gruesos, de unos 4cm cada uno.
Pelamos lo dientes de ajo.

Introducimos todos los ingredientes en la olla de cocción lenta (con sal al gusto), colocando bien los pedazos de carne para que queden solo los huecos imprescindibles, ya que vamos a cubrirlo todo con un buen aceite y es una lástima el malgastarlo.
Tapamos y cocinamos en baja durante 3 horas y media.

Pasamos la carne a un recipiente suficientemente grande (yo utilicé uno de pyrex de 1.5 litros de capacidad con tapa) junto con todos los ingredientes y el aceite.
La carne debe quedar bien cubierta de aceite para conservarse, así que si es necesario añadimos una poca más.

Preferiblemente dejamos reposar un par de semanas para que asienten los sabores.
Aunque está en conserva yo prefiero almacenarlo en el frigorífico :)

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!