jueves, 19 de octubre de 2017

Receta: Guiso de ternera (en slow cooker)

Reconozco que una de las cosas que me atraen de las ollas de cocción lenta es que están hechas para platos como los guisos y estofados.
Es un tipo de comida que me gusta, que resulta muy atractiva y además me parece sencilla de preparar.
Lo único que necesita es algo de tiempo, no es un plato para improvisar, pero ahora con la Crock Pot ni siquiera tengo que encargarme de vigilarlo y estar en casa pendiente de apagarlo. Programo y listo.


Hay muchas recetas diferentes de guisos de ternera, pero en esencia todas son muy similares.
Como era mi primera vez guisando en la Crock Pot decidí hacer algo especialmente sencillo y sin complicaciones, con unos pocos ingredientes básicos.

Y, sobre todo, sin añadir caldo a la preparación.
Se hace un poco raro, acostumbrados como estamos a añadir líquido a los guisos, pero al estofarse a baja temperatura los propios jugos y el vapor son suficientes para crear una deliciosa salsita.
El pan, ¡imprescindible!

Ingredientes (para 4)

  • 500g ternera
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 4 zanahorias
  • 1 taza guisantes
  • 1 hoja de laurel
  • sal, pimienta, harina

Preparación


Troceamos la carne y la enharinamos ligeramente. Yo la meto en una fiambrera con harina, cierro y agito; más sencillo imposible.
Pelamos y picamos la cebolla y las zanahorias. Pelamos los dientes de ajo.

Doramos la carne en una sartén con aceite. No hace falta que se haga por dentro, de eso ya se encargará la olla.
Retiramos de la sartén y reservamos para más tarde.
En el mismo aceite echaremos la cebolla y el ajo, cocinamos unos minutos hasta que la cebolla empiece a trasparentar y añadimos la zanahoria. Salteamos un par de minutos.

Todo esto lo podemos hacer el día anterior y mantener refrigerado, así por la mañana solo tenemos que dejar atemperar un poco.
En cualquier caso, luego lo introducimos todo en la cazuela (slow cooker), salpimentamos a nuestro gusto, mezclamos bien y añadimos la hoja de laurel.
Cocinamos en baja durante 6 horas.

En esta ocasión hemos acompañado el guiso con puré de patatas.
Para ahorrar tiempo también se puede cocer la patata el día anterior, que aunque al refrigerar pierde un poco su textura (al menos a mí me lo parece) al hacer puré ni se nota.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!