jueves, 29 de noviembre de 2012

Receta: Bacalhau com natas

Recipe: Cod with cream


Por fin vuelvo a actualizar el blog, que lo tenía totalmente abandonadito.
De puro torpe, porque mira que esguinzarme un tobillo tan tontamente...

En fin, que ya tenía ganas de volver a cocinar, y aprovechando que todavía me queda algo de este pescado vengo con otra receta portuguesa de bacalao.



Esta es mi receta de bacalao favorita, creo que la cremosidad de la nata le queda genial y la pido casi siempre que vamos de restaurante en Portugal.
Es la primera vez que la hago en casa, pero si la familia me deja hacerme cargo este año del menú de nochebuena sin dudarlo la incluiria.
Sí, sí, estoy haciendo planes con antelación, que no se diga que no soy previsora, jeje.


sábado, 17 de noviembre de 2012

Receta: Bacalhau espiritual

Recipe: Spiritual cod


¿Bacalao espiritual?
¡Hay nombres que no pueden menos que llamar la atención!


El bacalao, ese pescado en el que son especialistas nuestros vecinos lusos, no podía menos que tener un hueco entre sus recetas de Cuaresma, en la que la abstinencia carnal era tradicionalmente inexcusable.
Y de ahí su simpático nombre.

Pero una vez servido, es un plato muy poco etéreo. De hecho resulta bastante contundente.

Y, además, no hay motivo para esperar a Semana Santa.
¡Con lo bien que entra un plato calentito con estos fríos otoño-invernales!


jueves, 15 de noviembre de 2012

Receta: Hamburguesa de queso al vapor

Recipe: Steamed cheeseburger


Me encanta la cantidad de actividades que estoy encontrando en los blogs a los que sigo. ¡Son geniales! Y aprovechando que puedo, me sigo apuntando.
Con esta receta participo en el concurso de recetas norteamericanas de La cocina de Tesa, para celebrar el primer aniversario de su blog.
Las bases del concurso están aquí, pero también he puesto un enlace en la barra lateral para que pueda ser accesible desde todo el blog.

El caso es que cuando leí lo de recetas norteamericanas, dos clásicos se me vinieron inmediatamente a la cabeza: la hamburguesa y las tortitas.
Y la verdad es que ya tenía pensado preparar hamburguesa, porque me apetecía probar a hacerlas al vapor, así que solo tenía que hacerlas al más puro estilo americano para matar dos pájaros de un tiro.
Aunque no descarto preparar las tortitas también, pero eso ya por puro vicio xD

Por cuestiones logísticas, he dividido la receta en tres entradas.
Aunque yo lo preparé todo en la misma mañana, intercalando pasos de unas y otras, publicarlo así era un lío, así que en el blog podemos encontrar por un lado la receta de panecillos, la receta de ketchup y finalmente esta, en la que todo se une para formar una hamburguesa doble con queso y patatas.
Y no la acompaño con una Coca-cola porque no sé hacerla en casa, que si no...



Bueno, como el concurso va de recetas norteamericanas, voy a dar la lata con un poquito de historia de este plato.

Los muchos inmigrantes procedentes de Hamburg en U.S.A. preparaban allí filetes a base de carne de ternera picada, que eran populares en varias zonas europeas, y por eso los norteamericamos empiezan a llamarlos filetes hamburgueses (hamburger steak).

Hay disputas sobre quién fue el genio comercial que las metió en un panecillo por primera vez, pero en cualquier caso es así como se creó el primer bocadillo hamburgués (hamburger sandwich), cuyo nombre se simplificó en hamburguesa (hamburger) o simplemente burger, y que se convirtió en uno de los nuevos platos títpicamente americanos.

Parece que el filete en sí mismo perdió el derecho a usar ese nombre y los norteamericanos lo llaman patty; si bien es cierto que en otros países de habla inglesa (y en los de no habla inglesa como el nuestro) llamamos hamburguesa indistintamente a la parte o al todo.

Hoy en día podemos hacer hamburguesas de lo que queramos. Con queso, con lechuga, con tomate, con pepinillo... Utilizando carne de cerdo, de ave, de búfalo...
Pero yo me he quedado con la clásica cheeseburger. Porque me encantan los clásicos.



miércoles, 14 de noviembre de 2012

Receta: Ketchup casero

Recipe: Home-made ketchup


Hay ciertos productos que hace tiempo que no entran en mi casa.
Primero porque me producen una gran desconfianza en lo que se refiere a sus cualidades.
Pero sobre todo porque los asocio con comida basura, a la que intento evitar con todas mis fuerzas, y por lo tanto los rehuyo a ellos también.
Y finalmente porque al usarse tan poco se pudrirían en la nevera de aburrimiento, y eso me da mucha rabia.

Así que cuando una se plantea preparar un menú de hamburguesa casero, con sus panecillos y todo, no queda otra más que buscar una receta también casera de la mítica salsa que lo ha de acompañar necesariamente.



Lo ideal seria utilizar una salsa de tomate casera, pero si no tenemos también podemos utilizar cualquier salsa de tomate comercial.
En ese caso reduce un poquito la cantidad de azúcar, porque esas salsas ya son bastante dulzonas por si mismas.


martes, 13 de noviembre de 2012

Receta: Panecillos para hamburguesa

Recipe: Burger bread rolls


No es la primera vez que hago pan, aunque sí es la primera vez que intento esta receta para hamburguesa.
Sobre todo porque es muy raro que las prepare, y cuando lo hago suelo optar por la versión en plato.

La verdad es que no es especialmente difícil, y queda fabuloso.
Es un pan muy tierno, pero no es tan blandengue como los comerciales: sigue teniendo presencia de pan. Y eso me encanta.



La receta sale de mi nuevo libro de recetas.
Si es que son un vicio...

Esta vez me he traído a casa uno llamado Pan recién hecho, y con semejante título no creo que haga falta explicar cuál es el tema tratado en el mismo.
Desde panes muy básicos, pasando por otros algo más elaborados y terminando en panes especiales. Todo sin necesidad de utilizar panificadora, que la verdad es que ya no tengo donde meter más cachivaches en la cocina.



Aunque últimamente comemos poco pan, me parece a mí que le vamos a dar bastante uso.

domingo, 11 de noviembre de 2012

Receta: Brownie con crema de queso

Recipe: Cheese cream brownie


Estar en el paro es una cosa, pero estar sin trabajo es otra bien distinta. ¡Cuánto trabajo tengo en la cocina esta temporada!
Si es que tener tiempo para hacer cosas y embarcarse a tope en ellas es todo uno. Así que en lugar de conformarme con preparar cositas sencillas, esta temporada me animo con cualquier receta.

Tanto es asi, que esta temporada me he decidido a participar en las entretenidas actividades gastronómicas que se plantean de vez en cuando en algunos blogs que sigo.
En esta ocasión, me he apuntado al concurso del día del brownie del fantástico blog El monstruo de las galletas.

Bueno más bien deberia decir que yo también quería preparar un brownie y sentirme parte del evento, porque eso de concursar suena como si pensase que existe algún minimo resquicio de opciones de ganar y, vamos, que solo insinuarlo ya sería un chiste.
En fin, que como se suele decir en estos casos, lo importante no es ganar.
Pero, admitámoslo, ni tan siquiera es participar. Lo realmente importante es ¡ponerse hasta las cejas de brownies!
Y eso, señores y señoras del jurado, eso créanme que lo hemos conseguido :D


El caso es que yo quería hacer un brownie que tuviese un toque diferente, pero que al fin y al cabo siguiese siendo un brownie de los de toda la vida.
Me animé con una receta con crema de queso, pero como no me convenció el resultado tocó hacer modificaciones en ingredientes y proporciones. Así que ¡repetimos!

Pero cuando ya estaba contenta con el resultado va el otro glotón que se sienta a mi mesa y se compra una cámara de fotos. Y como las cutre-fotos que hago con la cutre-cámara de mi cutre-móvil dan mucha penita, pues me lanzo a repetir una vez más la receta una vez más para poder tener una imagen que represente la receta con un mínimo de dignidad.
Y, claro, para una familia de dos personas acaba siendo mucho brownie de dios, pero nos lo hemos zampado todito todo xD
¡Qué par de glotones!


sábado, 10 de noviembre de 2012

Receta: Magdalenas de compota de manzana

Recipe: Apple compote muffins


Uno que yo me sé acaba de adquirir una flamante nueva cámara fotográfica.
Nada de última generación, nada muy techie, pero un tremendo salto cualitativo para una servidora, que hasta ahora hacía las fotos con la cámara del patatófono, a falta de otra mejor.

Así a partir de ya mismo no puedo volver a echarle la culpa de la horrible ilustración que acompaña a la mayor parte de las recetas.
Si la foto sale mal, la culpa es toda de la fotógrafa.

Y como además por fin doy por (casi) terminado el nuevo diseño, espero que este blog haya ganado un poco en estética global.



Y con respecto a estas preciosidades... son magdalenas de compota.

La compota de manzana se puede utilizar en diversas recetas, no solo comer como postre. E incluso congelarla para usarla más tarde.
Yo la hago muy finita, casi sin tropezones de manzana, porque así queda mejor para elaboraciones como esta.

Estas magdalenas de manzana son tiernas por dentro, pero tienen una crujiente cobertura tostada.
Y como no son muy golosas, apetece tomarlas en el desayuno.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Receta: Francesinha de lomo

Recipe: Pork loin "francesinha"


La francesinha (léase francesiña) me parece un plato fascinante.
Lo etiqueto como sandwich porque en el fondo es lo que es, pero si lo piensa una un poco casi parece un insulto compararlo con el clásico mixto que nos ponen en cualquier bar.
Bien llenito de comida y con un montón de salsa, que es la que le imprime carácter, a mí me parece una comida de lo más potente.

So much sauce! ^o^

Tengo otra receta de francesinha publicada en este blog, que por cierto es la receta que más me sube el ego, por eso de lo desmedido de sus visitas.
Pero al menos para mi gusto, esta nueva la ha desbancado por completo.


martes, 6 de noviembre de 2012

Receta: Yogur cremoso

Recipe: Creamy yoghurt


Hace algún tiempo tuve una fase "yogurosa".
Aprovechando los recipientes heredados de una viejísima yogurtera de mi tío que ya ni existía, me decidí a hacer yogures caseros.
Claro que, ahora que lo pienso, hoy en dia con los precios tan asequibles de las vajillas actuales debe de sonar hasta raro eso de estar aprovechando los botitos de un cacharro que ni funciona. En fin, que a veces sueno como una ancianita xD

Esa fase fue la mar de interesante, probando las distintas formas de aplicar calor al preparado de yogur durante su preparación, pero finalmente este verano me rendí ante una oferta muy maja para comprarme una yogurtera.

Y vuelta a mis yogures naturales caseros, pero esta vez, más controlados gracias a mi nuevo aparatito.



La preparación de yogures caseros básicos solo requiere tener un yogur previamente (que puede ser de cualquier marca, siempre que sea yogur natural y no postre lácteo) y leche.
La consistencia que tienen puede no ser tan densa como la de los comerciales, pero el remedio es tan sencillo como esta receta que tenéis aqui.

Y si queremos servirlo como postre y que luzca algo más original, no tenemos más que cubrirlo con alguna mermelada casera o una miel de brezo con su carácterístico sabor.




domingo, 4 de noviembre de 2012

Receta: Tarta de berenjena

Recipe: Eggplant tarte


Habia una berenjena en el frigorífico que estaba esperando pacientemente que le llegase su turno de ser degustada, pero a falta de inspiración parecía que tocaría repetir plato en la misma semana.
Y, justo en ese momento tan propicio, veo una receta que me viene que ni pintada.

Claro que la receta original era para 6 personas y nosotros solo somos dos, así que alguna modificación si que hice... pero aún así resultó de lo más cundiente. Vamos, que podíamos haber invitado a alguien a comer.


Seriously, I love tartes!

Además recomendaban un queso de rulo de cabra. Nosotros optamos por un queso de cabra más tradicional, pero no curado por eso de que resultase levemente fundente.
Y queda muy muy bien, pero que conste y quien quiera que lo sustituya.


viernes, 2 de noviembre de 2012

Receta: Masa quebrada

Recipe: Shortbread pastry


Hoy en día, en cualquier gran superficie se puede encontrar alguna clase de masa quebrada fresca.
Se puede buscar por ese nombre, o como masa brisa; o incluso brisse, aunque a mí me suene un poco a ambientador.

Uno de los problemas de mudarse a un pueblecito pequeño y un tanto apartado es que no hay grandes superficies en los alrededores. Ni nada que se le parezca.
Así que en cierto modo me vi forzada a probar a hacer masa quebrada yo misma.




Para mi sorpresa, ¡es sencillísimo!
Necesitas planificar la elaboración con un poco de antelación, vale, pero no solo queda perfecta sino que además produce la satisfacción de aquello que se ha hecho con las propias manos.

Creo que a partir de ahora, la haré asi siempre. Porque cuanto más natural mejor, ¿no?


Receta revisada el 12/03/2013.