miércoles, 21 de marzo de 2012

Receta: Francesinha

La francesinha (léase francesiña) es un un plato típico de la ciudad de Porto, en Portugal, cuyo nombre dicen que es debido a que su creador estuvo emigrado en tierras francesas y al regresar a su ciudad natal decidió tomar algunas ideas de la cocina de ese país e integrarlas en un sandwich de estilo marcadamente portugués.


Existen muchas recetas de francesinha, muchísimas, pero todas se caracterizan por ser bocadillos calientes, cubiertos con queso fundido e inundados de una salsa que es la que realmente da el toque personal al plato.
Para el relleno del sandwich en sí mismo se puede optar por fiambre, un filete de lomo de cerdo, salchichas, chorizos, setas, verduras... Vamos, lo que se quiere.

Esta fue la primera receta de francesinha que hice, pero la salsa fue sufriendo sucesivas modificaciones hasta irse pareciendo cada vez más a la de mi francesinha de lomo.
Son todavía ligeramente diferentes, así que si quieres variantes yo no dejaría de probarlas ambas.


Ingredientes (para 2)

Para la salsa:
  • 100ml leche
  • 250ml cerveza
  • 3 cucharadas soperas tomate frito
  • 1 cucharadas soperas maicena
  • 3 cucharadas soperas vino Porto (Ruby)
  • 1 cucharada sopera mantequilla
  • 2 hojas laurel
  • sal

Para el sandwich:
  • 4 rebanadas pan de molde
  • 4 lonchas queso Edam (u otra variedad)
  • 2 lonchas jamón cocido
  • 4 salchichas

Preparación


Empezaremos preparando la salsa, que el resto realmente se hace en un periquete.

Disolvemos completamente la maicena en la leche.
La ponemos en una cazuela con la cerveza, el tomate frito, el vino, la mantequilla y las hojas de laurel.
Cocemos a fuego lento, removiendo de vez en cuando, hasta que se reduzca a la mitad.
Probamos, salamos al gusto, y dejamos que siga cociéndose mientras preparamos el resto.

Encendemos el horno a 180ºC.

Tostamos ligeramente las rebanadas de pan de molde, en tostadora o en una sartén con un poquito de aceite.

Hacemos dos sandwiches sin el queso (pan, jamón cocido, salchichas, jamón cocido, pan) y los cubrimos con una loncha de queso cada uno.

Los colocamos en una fuente para horno y vertemos sobre ellos la salsa, retirando las hojas de laurel.
Horneamos durante unos minutos, hasta que el queso empiece a fundirse. Si nuestro horno tiene la opción de gratinar podemos utilizarla.

Servimos bien calentito, y procuramos tener cuidado para no mancharnos con la salsa.

1 comentario :

  1. Hola, No conocia tu blog, pero debo confesarte que la idea de tu blog es genial, glotones que necesitamos cuidarnos somos mas de medio planeta, creo que para que un blog tenga éxito debe ser algo diferente a los demás, algo que lo haga destacar y elt uyo lo tiene. Ahora soy tu seguidora y como estamos en el mismo bando (recetas para disfrutar comiendo y cuidandonos) creo que estare visitandote en repetidas oportunidades.
    !! En hora buena por tu blog y muchos éxitos !!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!